martes, junio 09, 2009

Soy Mi Peor Enemigo - Resumen

¿De dónde sale realmente esa vocecilla que anida en nuestra cabeza? ¿Somos dueños y creadores de ella?

Si lo atomizamos hasta el estrato mas bajo de su propia existencia, esa voz que no cesa en nuestra mente; nos resultara del todo ajena. Si la observamos en lugar de admitirla como algo nuestro la veremos cómo un invasor. Es como si otro yo residiese de manera constante en nuestra cabeza, y agazapado, esperase el momento oportuno para abordarnos con su discurso propio. Pensar que una parte de nosotros de un órgano que es el responsable en gran modo de nuestra evolución desde primates arborícolas hasta el homo- virtual que ahora somos nos es ajena puede resultar chocante, cuando no contradictoria, pero pensemos fríamente en ello.

Si esa voz que nos dice lo que debemos, o no debemos hacer, lo que está bien, o está mal, es nuestra, si verdaderamente somos sus dueños... ¿por qué se empeña en hacernos vivir un tiempo que nunca es el presente? ¿A qué viene esa memoria constante, ese futuro imperfecto, y ese empeño en negarnos algo tan simple y real como el presente? ¿Por qué ignora el ahora y sin embargo se dedica a pronosticar o recordar? Si todo el ayer y todo el mañana son tan sólo ahora, ¿por qué vivimos inmersos en todo lo contrario?

Nuestra propia mente, la parte más personal y propia que tenemos, el santa sanctórum de nuestra individualidad, nos traiciona. Echad un vistazo a lo que tenéis en frente vuestro; una parte de lo que veis no existe tal y como vuestras retinas lo captan. Una parte de nuestro campo de visión está ciego, es el lugar por el que el nervio óptico penetra en nuestro aparato nervioso y una porción de cuanto vemos es en realidad un espacio en blanco del tamaño de una moneda de 1 céntimo. ¿Cómo rellenamos ese espacio del mundo que no vemos? ¿Cómo obtenemos una parte de la información que en un momento dado puede ser vital? Nuestro cerebro lo hace por nosotros. Lo predice en base a nuestra experiencia. Nos engaña. Y lo hace porque tan sólo la idea de vivir en un mundo que no es tal y como lo identificamos a través de nuestros sentidos nos aterraría. Nuestra mente hace todo cuanto esté en su mano porque nos sintamos a salvo.

Esa defensa, aunque basada en algo irreal, está plenamente justificada. Nos protege de un ambiente hostil. Nos previene de peligros.

Pero, ¿a cuántos peligros reales nos enfrentamos en el año 2009? ¿Cuántas veces has estado a punto de morir hoy? A excepción de ciertas partes del planeta en que la violencia o las enfermedades campan como en siglos pasados, nosotros, el mal llamado primer mundo, llevamos unas vidas ordenadas, pacificas y sobre todo seguras.

Entonces, ¿por qué nuestro cerebro sigue empeñado en mantenernos en una realidad falsa? Porque vivir inmersos en el miedo nos mantiene a salvo a pesar de que ello nos haga renunciar a ciertos placeres.

Si se le permite, el cerebro actúa como un catalizador de nuestros miedos. Ve serpientes donde sólo hay sombras, y figuras fantasmales donde sólo hay oscuridad. Como un resorte está ahí para despertarlos, para dar vida a nuestros propios demonios. Se encarga de sembrar nuestros campos de dudas, temores, de inseguridades. Nunca permitirá que sintamos miedo o dolor más del tiempo necesario. Si nos vemos en la situación de un peligro inminente, se transportará al ahora de modo inmediato pero, si el dolor es una amenaza en el futuro, nos manipulará a su antojo para lograr un estado de calma. Entre el camino tortuoso y el llano, nuestro cerebro siempre elegirá el más fácil. A pesar de que no tengamos la certeza en ningún caso de que camino tendrá una meta que nos proporcione más placer.

Vivir tiene tanto de dolor como de goce. Amar, sentir, disfrutar… todas las cosas bellas de esta vida son experiencias que llevan inmersas tanto de bueno como de malo. Tomar conciencia de nuestra verdadera existencia más allá de nuestra mente, es solo un modo de comenzar a dominar a esa bestia que reside en nosotros. Admitir que tenemos tanto de razón, como de emoción el modo de comenzar a ser verdaderos dueños de nuestra vida. Vivir en equilibrio con nuestros miedos, nuestros límites, y dudas y admitir que en nosotros reside alguien más que pese a sus buenos propósitos puede ser nuestro peor enemigo.

4 comentarios:

Anonymous dijo...

Esto es bastante filosofico, la verdad creo q ya lo habian planteadp antes algun existencialita o nihilista (por eso mismo, pa no comerme el coco, me meti a estudiar ingenieria, mejor la matematica q la socio-locura y la filosofia)

Creo q lo q llamamos voces, son el producto de sustancias quimicas q al final siempre nos juegan malas pasadas, aun no sabemos ni como funciona el cerebro, solo apenas un 5%

Esto es un tema de discusion interesante....

P.D.: la parte q mas me ha dejado pensando es: "¿por qué se empeña en hacernos vivir un tiempo que nunca es el presente? ¿A qué viene esa memoria constante, ese futuro imperfecto, y ese empeño en negarnos algo tan simple y real como el presente? ¿Por qué ignora el ahora y sin embargo se dedica a pronosticar o recordar?"

Anonymous dijo...

por cierto, al seguir leyendo, tienes razon cuando dices en el penultimo parrafo q nuestro cerebro actua como catalizador
En uno de los tantos programas (q ya casi ni veo) de EDUARD PUNSET, me acuerdo q decia q nuestro cerebro lo q hace es ELUCUBRAR, siempre maneja varios escenarios al mismo tiempo, lo q no sabemos cual es el q escoge como el q supuestamente es el real, el q verdaderamente vivimos, ni q decisiones toma... eh ahi el dilema...

Y yo digo,,,, y si la quimica, hormonas, enzimas etc... no funcionan correctamente?, es eso la causa de la demencia o de q algun@s personas veamos/sintamos cosas irreales

Al final, cada cabeza-persona es un universo por explorar, y lo jodido es q estamos empeñados en explorar si el espacio exterior tiene limites (y vuelvo al primer mensaje: es mejor pensar matematicamente, aunq todo son modelos y todo sea perfeccion, aunq en matematica avanzadas, la perfeccion no existe, de ahi los limites y todo el calculo matematico de estimacion)

ALLY_TREKKING

lobo dijo...

Es sencillo, cuando piensas lo haces acerca de cómo te sientes ahora mismo, o de cómo te sentistes o te sentirás???
besos de lobo
PS; ya no firmas? que maleducada!!! jajajaja

Anonymous dijo...

upss.. se me chispoteo, pero te envie una segunda parte maluco, ahi si firme

P.D.: no sera q sufres de esquizofrenia?? a veces me da la sensacion de eso,digo, sin ofender

Un besazo gruñon... =)

ALLY_TREKKING